Niquel electrolítico

Niquel-electrolítico

El Zn-Fe es un proceso alcalino para la deposición de una aleación de zinc níquel, con un contenido de este último del 12-15%. La deposición se produce dentro de una amplia gama de condiciones de trabajo y densidades de corriente.

Consigue una excepcional protección contra la corrosión con alta resistencia a la temperatura, cumpliendo con las demandas de la industria del automóvil.

El proceso es de fácil uso y control en grandes producciones, aplicable tanto a bombo como a bastidor. El espesor se distribuye de manera uniforme por la superficie de la pieza y pueden aplicarse después acabados en cromo trivalente.

Se ofrecen acabados en negro y transparente

Acabado deshidrogenado

Acabado-deshidrogenado

código: Níquel deshidrogenado

Española de Electrolisis cuenta en sus instalaciones con tres hornos de deshidrogenado. El más grande, con capacidad de 1000 kilos, consta de 12 bandejas con una capacidad de 80 kilos cada una y con termostato (a una temperatura máxima de 200 grados) con avisador acústico y con control visual del tiempo restante. Los pequeños, de unos 300 kilos de capacidad, para series pequeñas, consta de estructura de soporte con diez bandejas.

Las piezas se secan siempre antes de introducirlas en el horno para evitar las manchas finales de las gotas de agua. Después del deshidrogenado se realiza el acabado final en la linea de pasivados, con lo que se consigue un acabado perfecto después del horno.